La politiquería maíz-xi-cana no es más que la política a la mexicana o sea el decrépito de lo que verdaderamente es la política, debido al mal uso de su ejercicio, dando el rostro de ser una actividad poco inteligente, de poco alcance, oportunista, histriónica y que sólo se modifica por un cálculo de conveniencia, tal como lo conceptualiza Jorge Torres Castillo en el periódico Milenio.

La política en México, se ha convertido en una actividad cada vez más incapaz y más sobrecargada de expectativas que nunca; agrega Torres Castillos.

La politiquería maíz-xi-cana al igual que en toda Latinoamérica es sinónimo de intriga, bajeza y de práctica tramposa, porque sólo se trata de engañar a otras personas para lograr sus fines propios o de grupo. El grillo como comúnmente se le llama al politiquero es el culpable de hacer de la política una actividad deshonesta y despreciable, sin importarle quienes confían en él o que por culpa se hunda su país; pues sus armas de lucha es el cinismo y la demagogia.

Sus frases, dimes y diretes, no son pequeñas cápsulas que encierren grandes lecciones, sino pequeños misiles que transportan grandes maldades, insultos o burlas que se estrellan en el rostro de sus opositores o del pueblo mismo que voto por él.

El politiquero ha hecho de la política, el arte de la mentira, de la corrupción y de la impunidad, el artífice de los grandes negocios o de las estafas en alianza con quienes manejan el poder económico del país o del extranjero.

Son los vende patrias o traidores de la Nación, son los criminales de cuello blanco o quienes gobiernan gran parte de los Estados del país y que tienen secuestrada la Democracia Municipal en México.

Este texto no es más que una recopilación de algunas o muchas de sus frases, dichos, dimes y diretes que no pasan inadvertidos para el pueblo mexicano y que es parte de la cultura política, desgraciadamente.

Este libro no tiene mas objetivo que el de ilustrar a primerizos de la politiquería maíz-xi-cana como refrescar la memoria de quienes se encuentran ya encallados en esta práctica y que con el transcurso del tiempo ya han venido olvidando frases, dichos, dimes y diretes que se guardan en su acervo cultural y que son parte de los anales de la historia y que no se borran o perdonan fácilmente con el paso del tiempo.

Por último, no olvidemos amigos lectores que, entre sus apuros políticos, aunque sea en este arte unos Ases, deben acudir a este humilde texto que tiene para ustedes sus mejores dichos y sus mejores frases.

Sin olvidar tampoco, que la risa es el mejor remedio para todas las enfermedades y el sol que ahuyenta el invierno en el rostro humano.


Atentamente
El Autor

-Ni los veo, ni los oigo...

CARLOS SALINAS DE GORTARI


-Es mi voz, pero no soy yo...

MARIO MARÍN


-El pueblo se cansa de tanta pinche transa...

AMLO


-La migración no es una palabra maldita, sino un derecho humano...

PORFIRIO MUÑOZ LEDO


-Ni los veo, ni los oigo...

CARLOS SALINAS DE GORTARI


-Estoy orgulloso del año 1968, porque me permitió salvar al país...

GUSTAVO DÍAZ ORDAZ


-No dejaré que el país se deshaga entre mis manos...

MIGUEL DE LA MADRID


-Los políticos son como las prostitutas, un mal social necesario.


-La política es tan chaquetera que no tienen justificación con la moral.


-Para el pueblo mucho hace el político que en sus elecciones no estorba.


Sólo un traidor entrega a su país a los extranjeros:

Adolfo López Mateos.
Descargar Libro

Si te gusto puedes descargarlo completamente Gratis

Descargar

con sus frases, dichos, dimes y diretes